• Sí, ya me acuerdo

    Marcello Mastroianni

    Marcello quería ser arquitecto, pero el destino solo le permitió construir personajes. Tenía once anos y corría la década de los treinta cuando se unió a la pequeña compañía teatral de su parroquia. A los veinte, Visconti lo escogió para su olimpo: luego, Fellini hizo de el la encarnación del Latin lover. Sofia Loren, Anita Ekberg, Faye Dunaway, Catherine Deneuve y otras diosas del celuloide fueron sus compañeras dentro y fuera de la pantalla, y si el público femenino se rindió a sus pies también supo ganarse la simpatía de los varones. Gracias a la ficción, Mastroianni lo fue todo: unas veces hombre mujeriego, otras impotente, celoso o cornudo, pero siempre dispuesto a revelarnos el lado mas humano de sus personajes. Tuvo dos hogares -uno el París, otro en Roma- y placeres tan pintorescos como dormir en la cama donde naciera Churchill o sentirse un turista de lujo, en gira permanente por lugares exóticos. Su trabajo le reporto fama, dinero y aventuras; sin embargo, el solía considerarse un simple comediante, una caja vacía dispuesta a recibir las palabras de otros y a devolverlas a su publico bajo los focos de una cámara.Si, ya me acuerdo… es el cuaderno de notas de un actor viejo y grande que encandilo a la muerte contándole historias del ayer, evocando una pelota hecha de periódicos, el beso de una desconocida a oscuras en un tren, el sabor de un cigarrillo o las peleas con Vittorio De Sica. Y la muerte, como todos nosotros, se quedo escuchándolo hasta que el maestro hubo escrito la ultima palabra.

    Sí, ya me acuerdo

    $6.000$10.000

Main Menu